JULIÓBRIGA, CIUDAD ROMANA Y MUSEO DOMUS (65 KM)

En la autovía de Santander-Palencia (A-67) se debe tomar la salida Reinosa Sur-Matamorosa y dirigirse hacia Bolmir (CA-730), para posteriormente tomar la dirección hacia Retortillo (CA-732).

Ambientada en la época romana y situada sobre la antigua ciudad de Juliobriga, se encuentra la casa-Domus de Juliobriga. Una reconstrucción de la llamada “Casa de Los Morillos”, excavada en la misma ciudad y perteneciente a una familia de clase media-alta. El centro se sitúa sobre una loma con unas espectaculares vistas panorámicas del embalse del Ebro.

https://www.turismodecantabria.com/disfrutala/que-visitar/46-ciudad-romana-de-juliobriga


NACIMIENTO DEL RIO EBRO (66 KM)

Rodeada de fresnos y chopos encontramos la Fuentona de Fontibre. Un monolito en piedra coronado con una pequeña estatua de la Virgen del Pilar custodia el lugar: nacimiento del río Ebro.

Cuenta con un aparcamiento justo al lado, allí podrás dejar el coche y descender unos pocos metros hasta el propio nacimiento. Tiene una zona para hacer picnic.

En el entorno inmediato se encuentra el Centro de Interpretación Río Ebro donde el visitante conocerá todos los pormenores sobre el largo recorrido del río hasta su desembocadura.

Descubre dónde nace el río más largo de España. Está en el pueblo de Fontibre, a 6 kilómetros de Reinosa.

https://www.turismodecantabria.com/disfrutala/que-visitar/404-nacimiento-del-ebro/buscador-cHJvY2VzYXJCdXNxdWVkYT1vayZub21icmU9ZWJybyZpZFpvbmE9NCY


PANTANO DEL EBRO (67 KM)

Está situado en el centro de Campoo – Los Valles, Cantabria, y recoge aguas de los ríos Ebro, Hijar e Izarrilla.

El Embalse del Ebro es la mayor extensión de agua dulce de Cantabria, y uno de los mayores embalses de España, teniendo gran interés paisajístico y ornitológico.

El embalse recoge las aguas de la Cordillera Cantábrica, y gran parte de su aporte hídrico procede de la nieve acumulada en invierno en las zonas de montaña.

El desembalse progresivo en primavera y verano permite mantener un caudal en el Ebro que garantiza que el río no se seque en las partes más bajas de Aragón y Cataluña, siendo así esencial para la agricultura de regadío del valle del Ebro.

En su visita al pantano del Ebro merece la pena acercarse a conocer la Iglesia de Villanueva de las Rozas

https://www.cantabriarural.com/paisajes/embalse-del-ebro.html


ERMITA RUPESTRE DE ARROYUELOS (68 KM)

Ermita abierta en un pequeño peñón de arenisca. Es la de mayor complejidad arquitectónica de las ermitas rupestres de Cantabria y una de las más importantes de todas las conocidas en la Meseta Norte, tanto por su tamaño como por su excelente conservación.

https://www.turismodecantabria.com/disfrutala/que-visitar/62-ermita-rupestre-de-san-acisclo-y-santa-vitoria-de-arroyuelos


CASTILLO DE ARGÜESO (72 KM)

Sobre un cerro, y custodiando el camino que unía la costa con Castilla a través del Valle de Saja, se encuentra el Castillo de San Vicente de Argüeso, dentro del término municipal de la Hermandad de Campoo de Suso.

Su ubicación, en lo alto de una loma, lo hace fácilmente visible ya desde Paracuelles, donde se encuentra la carretera de acceso a Argüeso (siguiendo la CA-183, carretera que une Reinosa con la estación de esquí de Alto Campoo).

El castillo, de carácter defensivo y estilo gótico, fue declarado Bien de Interés en 1983. En 1988 comienzan los trabajos de restauración por parte del Gobierno de Cantabria y el ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso, abriendo sus puertas al público en el año 1999. Desde entonces, miles de visitantes han pasado por la fortaleza que, en la actualidad, funciona como centro cultural. Desde el ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso, titular del Castillo, se hace un esfuerzo por dotar al edificio, ya de por sí imponente y mágico, de contenido, organizando diferentes actividades a lo largo del año: exposiciones itinerantes, jornadas de recreación histórica, conciertos, cursos, talleres medievales para grupos, mercados artesano-medievales, bodas civiles…

El castillo permanece abierto a las visitas todos los días del año (consultar festivos).

https://www.castillodeargueso.com/


MENHIRES DE VALDEOLEA (77 KM APROX.)

Hace unos 5.000 años, a finales del período Neolítico, grupos de agricultores y ganaderos se asentaron en el Valle del río Camesa, ocupando sus amplias vegas y las montañas circundantes. Estas comunidades poseían una incipiente organización social basada en las jefaturas y establecían pequeños poblados a los cuales se asociaban tierras de labor y pastos. En este contexto, se labraron e instalaron los menhires de Valdeolea.

Si bien se conocen un total de 8 ejemplares, no es descartable que hubiera más y su importancia queda de manifiesto cuando observamos que, pese a ubicarse en zonas calizas, los mismos son de arenisca, por lo que debieron ser acarreados con gran esfuerzo.

http://www.ayuntamientovaldeolea.com/?q=content/ruta-de-los-menhires


ERMITAS RUPESTRES DE VALDERREDIBLE (92 KM)

La riqueza del Valle de Valderredible apunta a que en esta zona se concentraron poblamientos humanos desde los tiempos más primitivos. Durante la Edad Media se construyeron numerosas iglesias románicas, como la colegiata de San Martín de Elines (XII). Esta colegiata es uno de los exponentes más destacados del románico en Cantabria.

La llegada de los primeros monjes anacoretas a Valderredible se ha establecido tradicionalmente a partir del s. VIII al X d.C., en relación con el avance del cristianismo durante la Reconquista y la llegada de poblaciones mozárabes al valle. Aunque hoy se la asigna una cronología más antigua, entre los siglos VI y VII d.C., coincidiendo con el máximo esplendor de San Millán de la Cogolla y el dominio de los visigodos en este valle, respectivamente.


NECRÓPOLIS DE CASTRILLO DE VALDELOMAR (95 KM)

Alzada sobre el promontorio de arenisca que domina el pueblo, dominando amplias vistas del valle de Valdelomar, encontramos la iglesia románica de Santa Leocadia (S.XIII). Modificada en el S.XVII para formar la torre prismática que se puede observar en la actualidad. La iglesia forma un bello conjunto con la necrópolis rupestre de época altomedieval dispuesta a sus pies.

En Valdelomar existen diversas cuevas artificiales (parcialmente labradas en la roca arenisca), algunas de las cuales fueron utilizadas como eremitorios rupestres en época altomedieval. De Santa María de Valverde, junto a la Iglesia rupestre y el Centro de Interpretación, parte la Ruta de los Eremitas I que pasa por Castrillo de Valdelomar y permite conocer algunas de estas cuevas, como Peña Horacada y Peña Castrejón.

https://www.valderredible.es/poblaciones/castrillo-de-valdelomar